Noise Maps

Impulsat per Bit Lab Cultural

Rol i tasques Bitlab

Coordinación y ejecución del proyecto

Noise Maps – Mapas Sonoros permite a los ciudadanos generar y analizar datos sonoras urbanas, que permiten a las comunidades tomar medidas para reducir ruidos no deseados y proteger el patrimonio sonoro local.

Noise Maps – Mapas Sonoros es un proyecto de ciencia ciudadana en los barrios. El proyecto desarrolla una combinación de técnicas y métodos probados con un nuevo enfoque, para empoderar las comunidades el poder de la ciencia ciudadana para afrontar los retos locales relevancia global. Desde el punto de vista tecnológico, fusiona un polivalente sensor de ciencia ciudadana (AudioMoth), con grabadoras de sonido de alta definición, y técnicas avanzadas de inteligencia artificial (desenvoluades por el grupo de investigación MTG de la UPF) para el análisis automático de datos sonoros de MTG-UPF. Desde el punto de vista de la metodología, el piloto se basa en prácticas culturales existentes de documentación colectiva del patrimonio sonoro de los barrios (Mapa Sonoro), para poner en marcha un proceso de ciencia ciudadana mediante el cual se podrá filtrar el ruido no deseado del conjunto de sonidos únicos, auténticos y locales del barrio, permitiendo así a las comunidades tomar medidas para preservar su patrimonio sonoro. A nivel tecnológico, se clasificarán de forma automatizada los sonidos que configuran los barrios, generando colaborativamente mapas sonoros donde se podrá documentar la evolución del origen y el volumen de los sonidos en el espacio público. De esta manera, se generarán nuevos mecanismos de comunicación con la administración para vivir en ciudades más saludables a nivel sonoro.

El piloto también creará conciencia ciudadana sobre la contaminación acústica, un problema grave relacionado con problemas de salud (falta de sueño, dolencias psicológicas, enfermedades cardiovasculares, riesgo de ictus más elevado) y efectos sociales negativos (debilidad de la cohesión social y convivencia, pobres calidad de vida, pérdida de diversidad cultural).

De este modo, se transmitirá a los ciudadanos una caja de herramientas de hardware abierto (sensores), conocimiento metodológico (el piloto) y procedimientos de analítica de datos (la evaluación) para democratizar estas habilidades.

El piloto se desplegará durante 6 meses en los barrios de Sagrada Familia y El Raval, y se desarrollará a lo largo de tres fases. En la fase de Planificación, los representantes de las comunidades locales validarán el plan del piloto. Durante la fase de Implementación, los miembros de la comunidad de voluntarios pasarán a ser ciudadanos-científicos y aprenderán a desarrollar, calibrar y operar sus sensores según los estándares científicos. Y en la fase de Evaluación, los ciudadanos participarán activamente para analizar colectivamente y dar sentido a los datos recogidos, generando resultados científicos válidos y recomendaciones de políticas públicas.

La participación del público se estructurará en dos niveles de compromiso. Primero, un consejo comunitario de científicos ciudadanos, formado por entidades del barrio y representantes de los grupos de interés locales (5 por barrio), que dirige el proceso para que refleje las necesidades, los valores y la idiosincrasia de la comunidad. Este núcleo estará involucrado en la validación del plan de piloto, el fomento de la participación de la comunidad local, el liderazgo en el análisis de datos, y proponer conclusiones y recomendaciones del proceso. Y segundo, la mayoría de los científicos ciudadanos (10 por barrio), que construirán su sensor en el Ateneo de Fabricación (los laboratorios de fabricación digital públicos de Barcelona), generarán datos con un dispositivo sensor, y tendrán la responsabilidad de mantenerlo el operativo.

Mapas Sonoros es un proyecto impulsado por Bit Lab Cultural SCCL, con la financiación de la Comisión Europea dentro de la iniciativa ACTION.

 

 

Col·laboradors

Universidad Pompeu Fabra – Music Technology Group

Ateneo de Fabricación Ciutat Meridiana